Ayuda a domicilio para dependientes en Ferrol

Servicios de ayuda a domicilio

El servicio de ayuda a domicilio de Despertares va dirigido a prestar las atenciones necesarias a los ciudadanos, en orden a posibilitar la permanencia en su medio habitual de vida, evitando situaciones de desarraigo.

Este servicio proporciona, mediante personal especializado, una serie de atenciones preventivas, formativas, asistenciales y rehabilitadoras a personas que presentan dificultades en la realización de sus actividades domésticas y habituales, con el fin de facilitar su autonomía en el medio habitual, mantener la estructura familiar o atender ambas circunstancias. Se concreta en las siguientes actuaciones:

  • • Ayuda de carácter doméstico, consistente en limpieza de hogar, higiene personal, alimentación y similares.
  • • Ayuda de carácter social, ofreciendo canales de comunicación entre los ciudadanos incapacitados y la dinámica familiar y comunitaria.
  • • Ayuda de apoyo personal, procurando resolver las situaciones específicas de dificultad para la realización interpersonal y familiar.

En este sentido, la orden que regula el Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD), establece que su finalidad es "promover, mantener o restablecer la autonomía personal del individuo o familia".

Se pueden enumerar a modo orientativo y no exclusivo, los siguientes servicios:

  • 1. Tareas de cuidado personal.

    Ayudar a la persona, estimularla en las actividades básicas de la vida diaria (ABVD): levantarse, asearse, bañarse/ducharse, caminar por casa, vestirse, calzarse, peinarse/arreglarse, comer, bajar/subir escaleras.

  • 2. Tareas domésticas.

    Ayudar, enseñar y estimular al cliente y/o familiares si los hubiere a realizar las actividades instrumentales (AIVD): confeccionar menús y comprar alimentos, cocinar, poner la mesa, hacer la cama, limpieza del hogar (barrer, muebles, suelo, vajilla), ordenar la casa y los enseres, atender a ordenar, cuidar la ropa.

  • 3. Cuidados específicos personales.

    Consisten en aplicar aquellas atenciones que se precisan una vez detectadas necesidades de la evaluación inicial. Hay que seguir las instrucciones de los profesionales prescriptores en su caso. Movilización y cambios posturales (prevención de escaras), hacer la cama con enfermo encamado, higiene y manipulación de pañales y otros materiales de higiene, vaciado de sondas urinarias, higiene personal en encamados/inmovilizados, alimentación especial, educación sanitaria a familiares y usuarios.

  • 4. Relaciones interpersonales.

    Paseos, realizar las compras, orientar, leer la prensa, charlar, estimular a escribir, contactar con sus allegados, escucharle.

  • 5. Asesoramiento y gestión básica.

    Orientar a la gestión del hogar, estimularle a realizar por sí mismo las obligaciones como ciudadano, planificar y ayudar en la planificación y proyecto de vida.

  • 6. Asesoramiento sanitario.

    Control y educación sanitaria, farmacovigilancia, gestión de citas y revisiones médicas, educar sobre los recursos sanitarios disponibles, favorecer hábitos saludables, control y educación sobre dietas, desmitificar patologías.

Ley de Dependencia

Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia.